Fiestas Patria / Valores Patrióticos

La existencia de valores es inherente a la manera como los humanos construimos un mundo de significaciones. Las cosas que nos rodean sólo cobran significación desde el momento que despiertan nuestro interés. Viceversa, aquello que no provoca una actitud pasa desapercibido (es in-significante). La razón última de todo ello es que actitud y significación emanan, en última instancia, de que somos seres dotados de intencionalidad.

Los valores son relativos a las culturas. La antropología ha puesto en evidencia, por ejemplo, la contraposición entre el valor de autonomía, auto-realización y auto-suficiencia, que nuestra civilización occidental propone a la persona, frente al valor de comunidad, interdependencia, cooperación que, sobre todo en lo que respecta a la familia, es fomentado en otras culturas. Los valores también cambian con el tiempo histórico.

En la antigüedad, las hazañas guerreras o la experiencia del anciano eran un valor. En la Europa medieval, la fe cristiana y el honor de los caballeros eran un valor. Hoy día, en la cultura occidental, la libertad de expresión, la no discriminación de sexos, la auto-realización personal son valores.

Los valores son las cualidades del alma, que aparecen como la entereza de ánimopara cumplir las obligaciones y deberes que tiene un ser humano como tal, sin amedrentarse por los peligros, amenazas, burlas y vejámenes a que se expone; son los principios que impulsan a luchar por el bien en contra del mal; son las características que enaltecen a una persona y la destacan como un verdadero modelo para los demás. La fuente de los valores está en la moral, como valoración del entendimiento o de la conciencia, basada en los principios de la noción del bien y del mal; el deber depracticar el bien; la obligación de evitar el mal; la noción del mérito o convicción de que el actuar bien se hace digno de reconocimiento; y la percepción de que el demérito o creencia en el castigo como consecuencia de la maldad. Es decir, que los valores pertenecen al fuero interno de cada uno de los seres humanos, esto es, a laconciencia individual. Estos valores están consagrados en los Mandamientos de Dios y en las normas de derecho positivo, como principios imperativos básicos para la convivencia humana.