Fiestas Patria / Fiestas Julianas

Pregones, retretas, la Feria de Bolívar, festivales, exposiciones y serenatas son parte del programa de las Fiestas Julianas con motivo de la Fundación de Guayaquil, la Perla del Pacífico. Ciudad que reúne historia y modernidad. Llena de emociones y de espacios para el arte y la cultura. Guayaquil enamora a turistas nacionales y extranjeros.

El nombre de Guayaquil está ligado a una historia que se ha convertido en una leyenda romántica, transmitida oralmente de generación en generación, la cual atribuye la designación de la ciudad a la unión de los nombres del cacique (jefe aborigen) Guayas y su esposa Quil, símbolos de la resistencia autóctona que, de acuerdo a la tradición popular, escogieron luchar hasta morir (y en última instancia incendiar la ciudad) antes que someterse al vasallaje impuesto por los conquistadores españoles.

La historia de Guayaquil se asienta en los hechos de tres fundaciones, siendo la última y definitiva el 25 de Julio de 1538 por el Capitán Francisco de Orellana, al pie del Cerro Santa Ana.

Durante la época de la colonia Guayaquil ocupó un lugar preferente. El comercio y la navegación fueron los sustentes de la economía; en los astilleros se construían embarcaciones con las famosas maderas de sus montañas como guayacán, mangle, balsa, laurel, y otras.

El 9 de octubre de 1820 en la madrugada, la ciudad se independizó, siendo la primera en el actual Ecuador en conseguirlo. Se constituyó como una provincia libre, bajo el mandato de José Joaquín de Olmedo, y tuvo dentro de su extensión territorial las costas de Ecuador, incluso más allá de las fronteras del actual país tanto en el norte como en el sur. Sin embargo, dos años después Simón Bolívar, después de la reunión que tuvo con José de San Martín en la ciudad, anexó la provincia libre de Guayaquil a la Gran Colombia, por su propia cuenta, sin considerar la opinión de la ciudad ni la de Olmedo.

En 1896, ocurrió el mayor incendio de la historia de Guayaquil, conocido por esto como el "Gran Incendio". Aproximadamente, la mitad del Guayaquil de entonces se quemó.

En la actualidad Guayaquil se ha convertido en un destino turístico nacional e internacional, el Proyecto de embellecimiento de la ciudad por parte de las últimas alcaldías han logrado este objetivo tras invertir grandes sumas de dinero en el plan "Regeneración Urbana".