Sobre la Navidad / Los Villancicos

Los villancicos o canciones navideñas tienen también su origen en el hecho extraordinario del Nacimiento de Jesús en Belén.  Posiblemente esa noche privilegiada de diciembre, los jóvenes pastores  tocaron sus flautas y entonaron sus cánticos dando al ambiente una atmósfera especial de solemnidad, en medio de un entorno simple y muy humano.

Quienes empezaron a componer las canciones navideñas fueron los monjes de las Abadías, que, acompañados de instrumentos tradicionales, como la flauta,  el clavicordio, el arpa, la guitarra, se inspiraron en el hecho maravilloso de la venida al mundo de Jesús, para aludir a ese suceso y estructurar himnos y letras que lo evocaban y alababan de distintas maneras.

La costumbre se fue extendiendo por los diversos países europeos, donde inclusive el ingenio y la fantasía musical que habían alcanzado, hizo que haya un grado de desarrollo superior que estimulaba la competencia entre monjes virtuosos del pentagrama y religiosas de los claustros, para así alabar el prodigio maravilloso de la venida del Niño Dios a la tierra.

Uno de los países donde se hizo eco en mayor forma y se instauró la costumbre del nacimiento y el villancico navideño  fue en España.  Es así como al Ecuador llegó esta tradición, a través de influencias españolas y durante esta época es muy común escuchar estas melodías en las posadas y en los medios de comunicación.

A continuación, haz clic en el título del villancico que desees para que aprendas la letra y cantes las canciones que ya se han popularizado en la Navidad.